Omar “El Gato” Ortiz y la Mercadotecnia Política

No niego estar decepcionado del caso de Omar Ortiz como seguidor del futbol y creyente en la figura del deportista como ejemplo de disciplina, pero por otro lado por alguna razón no me sorprende tanto. De hecho, desde el incendio en el Casino Royal he querido pensar que ese es el límite al que llegaremos y me resulta imposible de creer que pueda suceder algo peor.

Más que encerrarme en un caso en específico, porque desconozco los motivos y grado de involucramiento que presuntamente tuvo, pienso que las personas de clase baja o media son en realidad los soldados de la “guerra” que se vive en México.

He querido tratar de imaginar lo que sucedería si cada uno de los candidatos políticos ganara, pero francamente me declaro ignorante al no saber absolutamente nada sobre la integridad de los aspirantes a la presidencia de México. Me gustaría más saber quién los apoya y cuáles son sus intereses? En ese punto pienso que conocer las propuestas es una cosa casi ireelevante. Al menos que alguien me compruebe que “Bienestar para tu familia” o “Presidente del empleo” son síntesis de la implementación exitosa de las propuestas que escuchamos hace 6, 12 y demás años.

Cómo puede un tipo como Peña Nieto llegar a instancias de aspirar a ser el líder de un país que necesita verdaderamente un cambio y que tiene los recursos naturales, económicos y humanos para lograrlo? Sería ingenuo seguir pensando que realmente el Presidente es la autoridad máxima de un país. Un Presidente es en verdad el empleado de los grupos de poder que lo apoyan. Y si vamos a votar, esos grupos son realmente los que tendríamos que estar analizando para confiarles nuestro voto.

Cómo podemos si quiera ponernos de acuerdo cuando cada estrato de la sociedad tiene una opinión distinta de lo que sucede realmente en México? Unas personas piensan que si el PRI regresa tomaría las presuntas viejas políticas de negociar las rutas de distribución y plazas de venta. Otras piensan que Calderón es el superhéroe que va a “atrapar” al ladrón así como cuando los gringos “atraparon” a Hussein y Bin Laden. Otros piensan que realmente el narco es tan fuerte que podría infiltrarse  aún más y quebrantar el Estado de Derecho (si es que no lo ha hecho ya). Quién y cómo continúa a difundir información y segmentar la opinión pública de manera tan eficiente para que como ciudadanos nos sea imposible ver una realidad común?

Generaciones basaron su razonamiento en lo que leían en los periódicos, después la radio y la TV. No olvidemos que estamos en tiempos donde el rápido flujo de información nos hace perder la capacidad de enfocarnos en cosas relevantes y que ese consumir y desechar información está matando nuestra capacidad de  razonar. No pensemos que por tener Internet estamos más o mejor informados mientras no entendamos que la información que proviene de cualquier medio masivo nos es dada como lo fue para generaciones anteriores un periódico o un canal de radio o TV.

Lamentablemente el voto del mal informado vale exactamente igual que el del informado y son muchísimos más aquellos. La decisión que un país vaya a tomar sobre su futuro puede ser tan ligera como ligero es elegir al equipo a quien le vamos a apostar en el próximo Super Bowl. Y eso se llama mercadotecnia política, donde claro, la opción de no votar es impensable porque de acuerdo al sistema seríamos entonces…  “malos ciudadanos”

Tags: , , , ,
Previous Post Next Post
By
Mexican blogger living abroad and writing about experiences of traveling around México, Italy, India and Spain.
Translate »